miércoles, 2 de mayo de 2007

Sin título C

I always feel like shit

ELLIOTT SMITH, I didn’t understand

Entre obsesiones y cartas
y dedicatorias y ansiedad
maté amistades
creyéndome luego traicionado.

Para no creer como cierta
toda crítica no aceptada
ni descabellada toda reacción
ante narraciones de hechos cotidianos
me refugié, primero, en la intemperie
de mi vida y la suya, mostrando mi rostro
empapado en la lluvia de nombres propios
que no eran los míos y datos que me eran negados
e historias que no se atrevían a escribir en mi cuerpo,
y, lo admito, no me sentí lo suficientemente
querido ante el amor que había demostrado.
Vinieron, luego, tempestades de odio
que nacían en mis ojos rojos de no poder dormir;
pero sin importar la gravedad del daño provocado
jamás pude sostenerme en ellas mucho tiempo,
y al final comencé a dar las vueltas que todavía
hoy guían mis pasos, pasos que cargan con mi cuerpo
vacío de reacción cuando encuentro la mirada o las voces
de aquellos que sí supieron permanecer
o ganarse un lugar en todos los lugares,
entre las piernas y/o entre los brazos,
en que yo fallé, en todos los lugares en que de mí
se extinguieron cartas y dedicatorias y quedan recuerdos
de obsesiones y ansiedad.

2 comentarios:

Mariot dijo...

Los tres están bien, este me gustó más. Me gusta sobre todo como empieza como termina.

Está bueno que encares tópicos que tomados por algún bloggero cualquier podrían ser un lugar común más; pero vos lográs zafarte de eso y hacer algo agradable y bien escrito.

Igual yo prefiero otros "tópicos", si se quiere.

ges dijo...

Las zonas subjetivas (o debo decir líricas?) de tu literatura suenan muy auténticas.