lunes, 26 de febrero de 2007

Update

Deberían prohibirme escribir poemas.

--------

UNTITLED

Hubo días mejores que estos
en los que parece no haber ni ventana ni paredes
en mi habitación cuando amanece:
el sol helado trae consigo
todo el peso de tu nombre
las letras se me clavan en la piel
que susurro (igual que todo lo que te dije
una noche de invierno
en la que ni los porros ni los besos
fueron suficiente para salvar
nuestros dedos cercenados por el frío)

como si respirando tu nombre
pudiera quitarme de encima este
peso de nieve
te acordás la tarde fría en esta ciudad gris cuando
después de donar unas monedas adornaron
[nuestra ropa
con los lazos rojos del SIDA, entonces por única vez
el blanco tan hiriente sí nos sirvió para soñar
esta nieve que igual que vos
vino, brilló y cayó
para luego irse y dejarme
la ciudad y el pecho
tan muerto como siempre.

2 comentarios:

Mariana T. dijo...

No escribis mala poesia, a mi me gustó.

Saludos, que estés bien! ^^

C. H. Armagnague dijo...

Qué sorpresa saber de vos =P